¿Hay que comer cinco veces al día?

¿Cuántas veces deberíamos comer al día?

Este es un claro ejemplo de como los mensajes claros y repetidos quedan grabados a fuego en la cabeza de las personas.

Hoy en día la ciencia no establece un número concreto de comidas más saludable que otro, de hecho, es algo secundario. Deberíamos darle más importancia al qué y al cómo comemos.

Por un momento piensa en los bebés. ¿Se les da de comer en el momento del día que consideran oportuno, verdad? Y por supuesto, ningún bebé come la misma cantidad de comida, ni con la misma frecuencia que otro. Extrapolémoslo ahora a nosotros, que somos adultos. Hay personas que necesitan hacer varias comidas al día pero de poca cantidad. Sin embargo, hay otras que con tres comidas al día, pero de mayor cantidad, funcionan mejor. 

Debido al ambiente obesogénico (aquel que predispone a la obesidad) en el que estamos inmersos, puede resultar contraproducente hacer un gran número de comidas. Introducir ingestas a media mañana y en la merienda puede ser muy útil para evitar llegar con hambre al almuerzo y a la cena, siempre y cuando sigas un plan saludable. Sin embargo, esta pauta puede convertirse en un problema si en estos tentempiés incorporamos opciones insanas como bollería, zumos industriales o patatas de bolsa.

En este sentido, la recomendación alimentaria sería escuchar a tu cuerpo. Si funcionas mejor con pocas comidas no pienses que lo estás haciendo mal, en absoluto. Por el contrario, si funcionas mejor con un gran número de comidas prioriza la calidad de los tentempiés; siendo ideales frutas, frutos secos, yogures enteros…en definitiva, alimentos reales.

 

Como conclusión, debemos estar atentos a las señales que nuestro cuerpo nos manda, es quien mejor nos conoce; y por supuesto, comer alimentos reales y de calidad es la base de cualquier buena dieta.

Esperamos haberos resuelto esta duda tan común que con el tiempo parece haberse convertido en una verdad absoluta, y ya veis, nada más lejos de la realidad.

Deja un comentario